BEACHCOMBER en Edimburgo, Escocia

En el extremo occidental de una pequeña calle empedrada en la Ciudad Nueva de la capital, una serie de paneles metálicos decorativos realzan el lado de un edificio anodino. Este es el trabajo de la artista local, Astrid Jakel y fue encargado por el grupo Essential Edinburgh para embellecer un lugar que de otra manera sería monótono. Juntos, colaboraron en una pieza que realzaría la zona y rendiría homenaje al grupo conocido como los “Poetas de la Calle Rosa”, que frecuentaban los pubs de la zona.
BEACHCOMBER en Edimburgo, Escocia

En el extremo occidental de una pequeña calle empedrada en la Ciudad Nueva de la capital, una serie de paneles metálicos decorativos realzan el lado de un edificio anodino. Este es el trabajo de la artista local, Astrid Jakel y fue encargado por el grupo Essential Edinburgh para embellecer un lugar que de otra manera sería monótono.

Juntos, colaboraron en una pieza que realzaría la zona y rendiría homenaje al grupo conocido como los “Poetas de la Calle Rosa”, que frecuentaban los pubs de la zona. El poema, Beachcomber fue escrito por George Mackay Brown. El verso poético con su obra de arte de temática marítima dice lo siguiente:

“El lunes encontré una bota de cuero oxidado y salado. La devolví al mar, para bailar.

El martes, un palo de madera por valor de treinta chelines. El próximo invierno será una silla, un ataúd, una cama.

El miércoles, media lata de licor sueco. Incliné la cabeza. La orilla estaba fría con sirenas y ángeles.

El jueves no conseguí nada, algas, una ballena, pies mojados y una fuerte tos.

El viernes sostuve el cráneo de un marinero, la arena que se derramaba de él…

El sábado un barril de naranjas empapadas. Un barco español naufragó el mes pasado en el Kame.

El domingo, por miedo a los ancianos, me siento en mi trasero. ¿Qué es el cielo? Un cofre de mar con mil monedas de oro.

La obra de arte se parece a un recorte de papel compuesto de metal. Jakel trabajó con Pentland Precision Engineering para producir este efecto. Desde su instalación, la obra fue preseleccionada para el Premio Adrian Henri de Poesía en el Arte en 2013 y para los Premios de la Asociación de Ilustradores (AOI) en 2014. “Beachcomber” fue apoyado por la Fundación del Príncipe, la Ciudad de la Literatura de Edimburgo de la UNESCO y British Telecom.

Jaekel también es colaborador del Mural de las Praderas.

Rose Street fue nombrada por los creadores de la Ciudad Nueva como una forma de fomentar el vínculo entre Inglaterra y Escocia.