Hospital de las Cinco Llagas (Hospital de los Cinco Santos Heridas) en Sevilla, España

Durante el siglo XVII, una cuarta parte de de la población de Sevilla murió durante una plaga. El hospital principal, donde fueron traídos la mayoría de los pacientes, fue el Hospital de las Cinco Llagas (Hospital de las Cinco Heridas Santas). A pesar de su tamaño, hubo tantos pacientes enfermos durante la plaga que los que estaban cerca de la muerte a menudo se encontraban abarrotados en la explanada. Según el cronista Ortiz de Zuñiga, de unas 26.
Hospital de las Cinco Llagas (Hospital de los Cinco Santos Heridas) en Sevilla, España

Durante el siglo XVII, una cuarta parte de de la población de Sevilla murió durante una plaga. El hospital principal, donde fueron traídos la mayoría de los pacientes, fue el Hospital de las Cinco Llagas (Hospital de las Cinco Heridas Santas). A pesar de su tamaño, hubo tantos pacientes enfermos durante la plaga que los que estaban cerca de la muerte a menudo se encontraban abarrotados en la explanada. Según el cronista Ortiz de Zuñiga, de unas 26.700 víctimas de la peste que ingresaron con vida al hospital, unas 22.900 parroquias.

El edificio fue diseñado por Martín de Gainza, quien supervisó su construcción hasta su muerte en 1556. Hernán Ruiz II recibió el encargo de continuar el proyecto y el hospital fue inaugurado dos años después.

Construido fuera de los muros de Sevilla con alrededor de 10 patios, todo el complejo es uno de los mejores ejemplos de arquitectura renacentista en Andalucía. Se puso en marcado contraste con las otras estructuras alrededor de la caótica ciudad medieval.

Fue el edificio más grande de España hasta la construcción de El Escorial. Consiste en dos fachadas largas, completas con dos torres en cada extremo. El acceso manierista es de mármol blanco con columnas y un balcón rematado con el escudo de los cimientos de las Cinco Heridas. La iglesia ubicada en el patio central tiene un plan de cruz latina y es la sala de sesiones del parlamento actual.

El hospital funcionó hasta 1972. Luego fue abandonado durante varios años antes de convertirse en la sede del Parlamento de Andalucía.

Hasta el día de hoy, las historias de cuentos espantosos y paranormales acechan el legado del edificio. El más conocido es el fantasma de una monja llamada Hermana Ursula, de quien se dice que todavía deambula por los pasillos buscando pacientes. Los políticos, incluso el ex presidente del parlamento, han contado historias de sucesos extraños en el antiguo hospital.