Isla Hormuz en Irán

El colorido suelo de la ;Isla del Arco Iris; de Irán atrae a artistas y amantes de la naturaleza.
Isla Hormuz en Irán

Los humanos han usado el ocre para producir arte desde tiempos prehistóricos. En el Irán moderno, este pigmento natural, responsable de las playas rojas y el suelo de esta notable isla, todavía atrae a los artistas que se inspiran en sus brillantes colores y paisajes únicos.

Históricamente un importante puerto, Hormuz es hoy un lugar tranquilo, hogar de un pequeño pueblo, de artistas iraníes y de las maravillas naturales creadas por la geografía de la isla que, además del ocre, incluye vistas encaladas creadas por la salinidad de su baja elevación. Los lugares más populares entre los visitantes de la isla son la Playa Roja, el Valle del Arco Iris, la Montaña de Sal y el Valle de las Estatuas. La historia marítima de Hormuz se puede vislumbrar visitando un fuerte portugués costero, y la energía artística de la isla se puede ver en los murales y otras obras de arte que salpican la isla, así como el museo y la galería del artista medioambiental Dr. Ahmad Nadaian.

Aún poco explorada por los turistas, esta isla de sólo 16 millas cuadradas es el hogar de fenómenos fenomenales que dejan a los visitantes sin palabras.