Monasterio de Studenica en Brezova, Serbia

El Monasterio de Studenica es considerado el más bello ejemplo de la arquitectura eclesiástica medieval serbia. Durante más de ocho siglos, el monasterio sobrevivió a numerosas conquistas y todavía alberga algunos de los más sorprendentes ejemplos de frescos y tesoros medievales. El monasterio fue establecido a finales del siglo XII por Stefan Nemanja, el fundador del estado medieval serbio y de la famosa dinastía Nemanjić. Es el mayor y más rico monasterio ortodoxo serbio y se ganó un lugar en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1986.
Monasterio de Studenica en Brezova, Serbia

El Monasterio de Studenica es considerado el más bello ejemplo de la arquitectura eclesiástica medieval serbia. Durante más de ocho siglos, el monasterio sobrevivió a numerosas conquistas y todavía alberga algunos de los más sorprendentes ejemplos de frescos y tesoros medievales.

El monasterio fue establecido a finales del siglo XII por Stefan Nemanja, el fundador del estado medieval serbio y de la famosa dinastía Nemanjić. Es el mayor y más rico monasterio ortodoxo serbio y se ganó un lugar en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1986. El monasterio está situado en el “Valle de los Reyes”, junto con los monasterios Žiča, Gradac, Sopoćani y Djurdjevi Stupovi. Todos están considerados como los principales sitios religiosos y culturales de la Edad Media.

Dentro del complejo se encuentran la Iglesia de la Virgen, la Iglesia de San Nicolás y la Iglesia del Rey, así como otras instalaciones como los alojamientos del monasterio, el campanario y el museo. La Iglesia de la Virgen es una basílica abovedada, cuyas fachadas fueron construidas con placas de mármol blanco. En el interior, la iglesia está revestida con bloques de toba. Externamente, concilia dos estilos arquitectónicos, el románico y el bizantino, una mezcla que más tarde dio lugar a un particular estilo rusa común a la mayoría de los monasterios de la Serbia medieval.

La Iglesia del Rey fue nombrada en honor al rey serbio Milutin. Construida en 1314, la iglesia está dedicada a los santos Joaquín y Ana. Se pueden encontrar fragmentos de frescos en el campanario y en la parte externa del nartex, el más destacado es el fresco de la genealogía de la dinastía Nemanjić.

Muchos visitantes vienen a ver el famoso fresco de la “Crucifixión de Cristo”, también conocido como la “Crucifixión de Studenica”, pintado alrededor de 1208 con el color azul bizantino. En ese momento, el pigmento se consideraba más valioso que el oro. La Cruz de Studenica está tallada en los muros del monasterio y representa la mezcla de los dos símbolos: el ancla, que representa la salvación y la seguridad, y las flores, que representan el crecimiento y el progreso. La cruz se convirtió más tarde en el emblema de la construcción y la cultura de la Serbia medieval.

Otras curiosidades de los alrededores del monasterio son las rosetas que denotan el Ojo Divino, los medallones y las fantásticas tallas de animales que adornan los muros de la iglesia. Una incluye el águila Studenica que representa a Nemanja, que liberó a la nación serbia de la confusión y levantó el Reino de Cristo.

El monasterio fue devastado a lo largo de la historia debido a desastres naturales como incendios y terremotos. Sus tesoros fueron a menudo blanco de ladrones, especialmente durante las conquistas otomanas. Algunos de los relicarios aún se conservan e incluyen antiguos manuscritos, libros, cartas y, sobre todo, los Cuatro Evangelios, decorados con cabezas e iniciales de colores. También hay un sudario del siglo XIV de Antonio de Heraclio. A lo largo del portal sur de la Iglesia de la Virgen se encuentra el reloj más antiguo de Serbia; un reloj de sol cuya sombra cae sobre las letras en lugar de los números, ya que la antigua iglesia de lengua eslava no tenía símbolos que representaran números.

El monasterio está situado en una reserva natural pacífica y serena, a lo largo de las laderas del monte Golija. Cerca del monasterio fluye el río Studenica y otras atracciones turísticas están cerca. Entre ellas se encuentra el Árbol del Amor, dos hayas cuyas ramas se funden en una sola. Muchas parejas visitan y pasan bajo la rama conjunta, creyendo que fortalece su amor. Otro sitio famoso es el inusual complejo de cuevas parecido a la Tierra Media conocido como la Ermita de San Sava, que ofrece hermosas vistas de los valles y bosques.