Museo de Fallas Materiales en Pittsburgh, Pennsylvania

Varias salas de un laboratorio de pruebas de materiales de Pittsburgh llamado Matergenics se han dedicado a una colección inusual: 30 años de fracaso, que consiste en cosas rotas y metal retorcido. Aunque todo parezca basura, cada objeto, el fracaso de los materiales que representa, tiene una historia que contar y una sorprendente lección que impartir. El museo interactivo contiene piezas que van desde un trampolín olímpico corroído hasta líneas de gas que han explotado.
Museo de Fallas Materiales en Pittsburgh, Pennsylvania

Varias salas de un laboratorio de pruebas de materiales de Pittsburgh llamado Matergenics se han dedicado a una colección inusual: 30 años de fracaso, que consiste en cosas rotas y metal retorcido. Aunque todo parezca basura, cada objeto, el fracaso de los materiales que representa, tiene una historia que contar y una sorprendente lección que impartir.

El museo interactivo contiene piezas que van desde un trampolín olímpico corroído hasta líneas de gas que han explotado. El responsable del museo, el científico de materiales y propietario de Matergenics, Mehrooz Zamanzadeh (Dr. Zee), señala que todos estos fallos tienen una cosa en común: todos ellos siguen perfectamente las leyes de la física, la química y la naturaleza. Por lo tanto, el principal factor en estos fallos no son los materiales en sí mismos, sino las personas que los hicieron y los utilizaron. El objetivo del museo es señalar estas fallas para asegurarse de que no vuelvan a ocurrir.