Ruinas del molino de cromo en Red Lodge, Montana

Comúnmente confundidos con los restos de la mina East Side Mine del antiguo apogeo minero de la ciudad de Red Lodge, estos cimientos de hormigón de tres niveles son en realidad los restos de un molino de concentración de cromo que se construyó a principios de la década de 1940 y que estuvo en funcionamiento durante menos de un año. En 1916, se descubrieron depósitos de cromita en las afueras de la ciudad de Red Lodge en las Montañas Beartooth, cerca de donde hoy en día residen secciones de la autopista Beartooth.
Ruinas del molino de cromo en Red Lodge, Montana

Comúnmente confundidos con los restos de la mina East Side Mine del antiguo apogeo minero de la ciudad de Red Lodge, estos cimientos de hormigón de tres niveles son en realidad los restos de un molino de concentración de cromo que se construyó a principios de la década de 1940 y que estuvo en funcionamiento durante menos de un año.

En 1916, se descubrieron depósitos de cromita en las afueras de la ciudad de Red Lodge en las Montañas Beartooth, cerca de donde hoy en día residen secciones de la autopista Beartooth. A principios del siglo XX, el carbón era el principal mineral que se extraía y producía en la ciudad y sus alrededores, con dos minas importantes -la mina East Side Mine (conocida oficialmente como Rocky Fork Coal Company Mine) y la West Side Mine- flanqueando la ciudad por cada lado. En 1932, ambas minas habían sido cerradas y Red Lodge se enfrentaba a un futuro incierto con la Gran Depresión en pleno apogeo en los Estados Unidos.

Con los Estados Unidos preparándose para entrar en otra guerra mundial a finales de los años 30 y principios de los 40, se necesitaban materiales para la producción de municiones y acorazados. El cromo tenía una gran demanda para su uso en productos de acero y hierro. Para responder a esta demanda, la U.S. Vanadium Corporation decidió construir un molino de concentración de cromo en el sitio de la antigua Mina East Side de la ciudad. El molino se terminó a principios de 1942 y comenzó a procesar la cromita que fue extraída cerca de la famosa “Curva de Mae West” de la autopista Beartooth.

El molino tenía la capacidad de procesar hasta 450 toneladas de concentrado de cromo por día. Sólo entre los meses de marzo y noviembre de 1942, produjo aproximadamente 11.689 toneladas. Más tarde ese año, las fuerzas aliadas reabrieron las rutas de navegación dentro del Océano Atlántico, obteniendo acceso a mineral africano de mayor calidad. Esto significaría esencialmente el fin del molino, y su cierre llegaría posteriormente el mismo año de su apertura.

El molino quedaría abandonado durante casi una década, hasta que un incendio en 1951 destruyó completamente el edificio, aparte de los cimientos de hormigón que aún permanecen hoy en día. Los cimientos del antiguo molino se han convertido en una especie de lienzo para los grafiteros locales y todavía son claramente visibles desde el centro de Red Lodge.