Bosco di Sant’Antonio en Pescocostanzo, Italia

Conduciendo por la carretera de Cansano a Pescocostanzo, cerca de las crestas inferiores del Parque Nacional de la Majella, los visitantes se encontrarán de repente conduciendo a través de un impresionante bosque conocido localmente como Bosco di Sant’Antonio.

El bosque y la zona protegida cubre más de 500 hectáreas y era originalmente un lucus, un bosque sagrado dedicado a Júpiter, el dios romano del cielo y el trueno. Sin embargo, más tarde se asoció a San Antonio y a la pequeña ermita medieval construida en los límites del bosque. La ermita data de los siglos XIV y XV y consiste en una pequeña iglesia con una estatua de madera de San Antonio y una vivienda.

El bosque es particularmente bio-diverso. Además de las hayas predominantes, los visitantes pueden encontrar arces, robles y perales, así como raras orquídeas. Se sabe que los lobos y los osos deambulan por los claros y los senderos oscuros del bosque. Se ha evitado la tala indiscriminada durante siglos y algunos de sus arces y hayas tienen cientos de años. A través de la tala, muchos han adquirido formas de candelabros y troncos enormes. Algunos de los árboles más impresionantes han recibido nombres de fantasía como Fangorn y Sauron.

El bosque es particularmente hermoso durante el otoño y puede ser explorado en todas las estaciones gracias a varios senderos y pistas de esquí de fondo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar