Cattedrale di Parma (Catedral de Parma) en Parma, Italia

 
 

La Cattedrale di Parma se encuentra en una de las plazas principales de Parma. La construcción de la catedral masiva comenzó en 1059 a instancias del obispo Cadalo y se consagró en 1106. Con el paso de los siglos, se llenó de esculturas románicas y otras obras maestras de la Escuela de Pintura de Parma.

 

La entrada a la catedral está custodiada por dos leones de mármol esculpidos durante el siglo XIII. Casi todos los espacios del interior están cubiertos de expresiones de fe y su característica principal es la «Asunción de la Virgen» de Antonio da Correggio. El fresco cubre la cúpula de la catedral y es una obra de arte fascinante terminada en 1530.

 

La «Asunción de la Virgen» muestra a la Virgen María en medio de una serie de figuras que la acompañan hacia el cielo. Jesucristo está en el centro de la cúpula, descendiendo de la luz. Técnicamente hablando, se considera que el fresco es un trabajo magistral mediante el cual se emplean luces y sombras para guiar la perspectiva del espectador.

 

La manera ilusionista por la cual las figuras parecen sobresalir en el espacio del espectador era un uso poco frecuente de la técnica de escorzo en la pintura renacentista. Con esta técnica y los espacios en blanco llenos de actividad frenética, se dice que la obra dio origen al estilo de arte barroco que se hizo popular casi dos siglos después.

 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar