Cuevas de Chinhoyi en Chinhoyi, Zimbabwe

Las asombrosas aguas azules de estas hermosas cuevas también tienen un pasado violento.

El Parque Nacional de las Cuevas de Chinhoyi es una joya escondida no muy lejos de la capital de Zimbabwe, Harare. Los visitantes del parque encontrarán impresionantes piscinas azules dentro de cuevas preservadas de caliza y dolomita. Dentro de las cuevas, el aire se vuelve fresco y húmedo y el silencio desciende mientras se camina hacia el agua. Los agujeros en el techo de la cueva dan paso a la luz del sol que ilumina sus profundidades.

Una de las mejores partes de la visita a las cuevas es que es probable que las tengas para ti mismo para disfrutar en el silencio subterráneo.

Lo que los visitantes pueden ver es sólo la punta del iceberg. Las cuevas continúan increíblemente lejos bajo tierra en una compleja formación de piedra caliza. El agua es tan clara y con una temperatura tan constante que los equipos de buceo han descendido a profundidades de más de 100 metros. Han descubierto pasajes subterráneos que unen las diversas piscinas. La profundidad a la que se aventuran estas cuevas es todavía un misterio.

Aunque serenas, hay un poco de historia violenta alrededor de las cuevas. A principios del siglo XIX, según la historia, una tribu agresiva entró en la región y asesinó a muchos habitantes locales. Sus cuerpos fueron entonces arrojados a la cueva. El nombre tradicional de las cuevas, Chirorodziva o “Piscina de los Caídos” conmemora este evento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar