El órgano de basalto en Kisapáti, Hungría

No lejos del Lago Balaton, en el Parque Nacional de las Tierras Altas de Balaton, las columnas de piedra se elevan de la tierra en formaciones sorprendentes. Una caminata y una subida vigorosa conducen a los visitantes a algunas de las más notables, que parecen tubos de órgano de un instrumento de tamaño monumental, de ahí el nombre de Bazaltorgonák.

Esta geografía única, como se explica en los carteles educativos cercanos, es el resultado del vulcanismo de la zona, que fue especialmente activo hace varios millones de años, cuando un mar que una vez cubría la zona se retiró. La lava que fluía se enfrió en la roca basáltica y, con el tiempo, las fuerzas de la erosión formaron las columnas que atraen a los excursionistas por senderos empinados para disfrutar de la vista. Se pueden encontrar interesantes formaciones rocosas en todo el parque, pero estas columnas con forma de órgano y un sendero educativo que las acompaña se encuentran en la Colina de San Jorge.

También te pueden interesar