La Costa de Jade en Itoigawa, Japón

La ciudad de Itoigawa, Prefectura de Niigata, es conocida como una de las regiones productoras de jade más antiguas del mundo. Incluso hoy en día, es posiblemente el lugar más notable de Japón donde se puede encontrar el jade.

Se cree que esto se debe a la posición geológica de la ciudad, donde se encuentran la Fossa Magna y la Línea Tectónica Itoigawa-Shizuoka. Una plétora de minerales formados hace 20 a 500 millones de años fueron traídos de las cordilleras del este, llevados por ríos como el Himekawa. Como resultado, muchas de estas piedras terminaron en la costa de Itoigawa, a menudo suavizadas por la corriente.

Apodada la Costa de Jade, o Hisui Kaigan en japonés, esta costa consiste en playas de guijarros donde se pueden encontrar minerales raros como la jadeíta y la nefrita. Aunque está estrictamente prohibido recoger jade en el desfiladero de Jade de Kotakigawa, está permitido en la Costa de Jade. Hasta finales del siglo XX, el jade era tan común en estas playas que los lugareños recogían sólo especímenes de alta calidad y devolvían el resto al mar. Puede ser más difícil encontrarlos hoy en día, pero media docena (más o menos) de guijarros de jade pueden ser recogidos si uno pasa todo el día buscándolos.

En 1994, el Museo Fossa Magna abrió no muy lejos de una de las playas. Aquí se exhiben los minerales de Itoigawa, incluyendo muchos trozos de jadeita en bruto de la Costa de Jade.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar