La isla de Cousin salva a una de las aves más raras del mundo

Esta isla es un ejemplo a seguir por el cuidado y rescate de la gran biodiversidad que alberga. 

AFP.- Situada sobre las aguas turquesas del Océano Índico, la isla de Cousin, que forma parte de la República de las Seychelles, está repleta de vida. Las tortugas gigantes deambulan y los pájaros sobrevuelan esta roca marcada por las plantaciones antes de ser comprada y devuelta a la naturaleza para salvar una especie.

50 años después de la toma de control de la isla por una ONG que quería salvar a una de las aves más raras del mundo, la vegetación ha retomado sus derechos y ha encontrado un equilibrio que los administradores de Cousin pretenden defender contra los humanos.

En 2018, más de 16,000 personas llegaron para admirar la biodiversidad única de Cousin, un aumento de más del 30% con relación a hace 10 años.

isla de Cousin carricero de Seychelles
Esta imagen muestra al carricero de Seychelles en la isla de Cousin.
Foto: Yasuyoshi CHIBA / AFP

La cifra puede parecer insignificante a la luz de los estándares turísticos modernos, pero es lo suficientemente alta como para haber alertado a Nirmal Shah, director de Nature Seychelles. Esta es la ONG que administra esta isla de 34 hectáreas.

“El turismo es importante para Cousin, es lo que nos permite financiar los proyectos de conservación que estamos llevando a cabo ahí. Pero 16,000 turistas fue demasiado”, dijo Shah.

Porque más allá de los senderos, en las playas vírgenes o en el denso bosque tropical, el visitante se encuentra cara a cara con tortugas a veces centenarias, aves marinas que anidan en la isla, tortugas marinas o cangrejos ermitaños.

“Cuando hay demasiados turistas, puede perturbar a las aves que anidan o ahuyentar a las tortugas marinas que buscan poner sus huevos en la isla”, explica Dailus Laurence, jefe de guardia de la reserva.

tortuga gigante de Aldabra​
Una imagen de la tortuga gigante de Aldabra​.
Foto: Yasuyoshi CHIBA / AFP

Cousin se compró en 1968 por la ONG Birdlife International por 20,500 euros, a valores actuales, para salvar de la extinción al pájaro carricero de Seychelles (Acrocephalus sechellensis). Este es un ave verde y marrón.

Los últimos 26 especímenes se refugiaron en algunos manglares, mientras que el resto de la isla fue atravesada por plantaciones de coco y canela.

Desde entonces, la vegetación nativa retomó los espacios naturales, y los carriceros se han salvado hasta el punto de poder reintroducirlos en otras cuatro islas de las Seychelles.

Cousin también se ha convertido ya en el sitio de anidación más importante para las tortugas carey (Eretmochelys imbricata) en el oeste de El Océano Índico.

carricero de Seychelles
Una imagen de un rabijunco común en la isla de Cousin.
Foto: Yasuyoshi CHIBA / AFP

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) no esconde el entusiasmo con los “éxitos de conservación únicos” de Cousin, “la primera isla comprada para la conservación de una especie” y que ahora sirve como modelo en otras partes del mundo.

Finalmente, para limitar el número de visitantes Nature Seychelles aumentó el precio de la visita en julio, de 33 a 40 euros, y decidió cobrar a los niños.

La política ha dado sus frutos, el número de visitas ha disminuido en un 10%.

“Había que hacer algo, la presión sobre el medio ambiente era demasiado grande”, dice Laurence.

“Si hubiéramos querido recibir más turistas, también habríamos tenido que aumentar el número de guardias y guías que viven en la isla y, por lo tanto, necesariamente aumentar el impacto humano”, dijo Shah.

“La máxima prioridad es la naturaleza, y si tenemos que tomar otras medidas, lo haremos”, finalizó.

NO TE PIERDAS: ¿Por qué las aves que viven en las islas tienen el cerebro más grande?

Escucha cómo suena el pájaro más ruidoso de la Tierra

La reserva natural de Torotoro es designada principal sitio turístico de Bolivia

carricero de Seychelles
Otra imagen del carricero de Seychelles en la isla de Cousin.
Foto: Yasuyoshi CHIBA / AFP
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar