Una rara enfermedad, que fue encontrada en una cola de dinosaurio, todavía persiste

En un joven hadrosáurido, un herbívoro también conocido como “dinosaurio pico de pato”, hallaron una rara enfermedad en su cola. Los hallazgos se publicaron en Scientific Reports. Hoy en día, al menos 66 millones de años después, todo lo que queda de esta criatura son 11 segmentos óseos fosilizados de esa cola antigua, y los científicos han descubierto algo increíblemente incrustado dentro de ellos. De las 11 piezas de vértebras de la cola recuperadas, ocho segmentos exhibieron diversas condiciones patológicas, algunas con “lesiones inusuales” nunca antes vistas en dinosaurios.
Una rara enfermedad, que fue encontrada en una cola de dinosaurio, todavía persiste

En un joven hadrosáurido, un herbívoro también conocido como “dinosaurio pico de pato”, hallaron una rara enfermedad en su cola. Los hallazgos se publicaron en Scientific Reports.

Hoy en día, al menos 66 millones de años después, todo lo que queda de esta criatura son 11 segmentos óseos fosilizados de esa cola antigua, y los científicos han descubierto algo increíblemente incrustado dentro de ellos. De las 11 piezas de vértebras de la cola recuperadas, ocho segmentos exhibieron diversas condiciones patológicas, algunas con “lesiones inusuales” nunca antes vistas en dinosaurios.

Este fue el diagnostico de la enfermedad del dinosaurio:

“Había grandes cavidades en dos de los segmentos de las vértebras”, explica la anatomista evolutiva Hila May de la Universidad de Tel Aviv en Israel.

“Eran extremadamente similares a las cavidades producidas por tumores asociados con la rara enfermedad de histiocitosis de células de Langerhans (HCL) que todavía existe hoy en día en humanos”.

hadrosáurido Por lo que, en un nuevo estudio, un equipo internacional usó el escaneo de micro-CT para investigar estas misteriosas cavidades con detalles extremadamente finos.

El análisis confirmó las sospechas de los investigadores, lo que indica que esta rara forma de cáncer ha existido en la Tierra durante al menos 66 millones de años, cuando terminó la época del Cretácico Tardío.

“Escaneamos las vértebras del dinosaurio y creamos una reconstrucción 3D computarizada del tumor y los vasos sanguíneos que lo alimentaron”, dice May.

“Los análisis micro y macro confirmaron que, de hecho, era LCH. Esta es la primera vez que esta enfermedad se identifica en un dinosaurio”, declaró.

Como explican los investigadores en su estudio, esta no es la primera vez que se determina la HCL en otros tipos de animales, con investigaciones previas que sugieren una patología similar en musarañas y tigres. Pero nunca lo hemos visto en el registro fósil antes, ni teníamos los medios para identificarlo así.

NO TE PIERDAS:  Avistan a tiburón más viejo que los dinosaurios en el Golfo de México

Hallan una explicación al misterio de los extraños agujeros en el cráneo del Tyrannosaurus rex

Encuentran una nueva especie de dinosaurio en México

hadrosáuridos Dinosaurios Con información de ScienceAlert, la Universidad de Tel Aviv y Scientific Reports.