¿Un visón contagió de coronavirus a un hombre? Esto es lo que sabemos.

Autoridades de los Países Bajos anunciaron que sospechan que un visón ha transmitido el coronavirus a un trabajador en una granja de pieles.

Si se confirma, esta sería la primera evidencia concreta de una especie específica que transmite el coronavirus a un humano. El análisis encontró fuertes similitudes entre el virus en el trabajador y en los visones, lo que hace plausible que el virus pasara entre especies.

Texto: Dina Fine Ma

“Con base en esta comparación y la posición de esa forma del virus en el árbol genealógico, los investigadores concluyeron que es probable que un miembro del personal de una granja infectada haya sido infectado por el visón”, dijo el gobierno holandés en un comunicado.

Visones en al menos tres granjas en la parte sur del país han dado positivo por el coronavirus, según Lisa Gaster, portavoz del Ministerio de Agricultura, Naturaleza y Calidad de los Alimentos.

“El mensaje que nos llevamos a casa es que todavía estamos aprendiendo mucho sobre COVID-19, este coronavirus y a los animales que puede infectar”, dice el virólogo Brian Bird. Él es veterinario y director asociado del Instituto Davis One Health de la Universidad de California.

Bird, que no está involucrado con la respuesta de los holandeses, advierte sobre alarmas indebidas.

“El riesgo aquí está relacionado con el contacto directo o la proximidad al visón de granja, y ciertamente la población general tiene muy poco contacto con esos animales en esos entornos”.

Los perros, gatos, tigres y leones domésticos también han dado positivo al virus, aunque no hay evidencia de que esos animales hayan transmitido la enfermedad a los humanos.

Se cree ampliamente que los murciélagos son el reservorio probable del nuevo coronavirus. Ya que, el genoma de un virus que se encuentra estrechamente relacionado con los murciélagos de herradura es un 96% idéntico al coronavirus que ahora circula en las personas.

Pero los científicos aún no han establecido que el virus saltó directamente de los murciélagos a los humanos. Eso puede ser imposible de probar a menos que descubran el SARS-CoV-2, el coronavirus que circula entre las personas, en un murciélago en la naturaleza. También se desconoce si un huésped intermediario, como los pangolines, puede haber transmitido el virus a los humanos.

Hay más de 800,000 visones viviendo en granjas holandesas y, según el Ministerio de Agricultura, Naturaleza y Calidad de los Alimentos, la industria recauda alrededor de $100 millones de dólares al año.

En la naturaleza, los animales con aspecto de comadreja viven en el agua o cerca de ella. Su pelaje suave ha sido codiciado para la ropa, particularmente en China, el principal importador de pieles de visón.

En 2016, hubo más de 150 granjas de pieles en los Países Bajos que produjeron seis millones de abrigos de visón, acorde a Humane Society International, pero esas granjas de pieles se están eliminando gradualmente.

A partir de 2013, el gobierno prohibió la apertura de nuevas granjas de visones, y todas las instalaciones existentes deben cerrar para 2024.

coronavirus Países Bajos visón COVID-19 humano
En las granjas de visón en los Países Bajos y en otras partes de Europa (la imagen corresponde a una en Polonia) miles de animales pueden estar amontonados en hileras de jaulas de alambre.
Foto: PAOLO MARCHETTI, NAT GEO IMAGE COLLECTION

PJ Smith, director de política de moda de Humane Society International, dice que este desarrollo de coronavirus de visón podría acelerar los cierres. Describe las granjas de visón en toda Europa como las granjas industriales para aves y cerdos. “

Tienen filas y filas de jaulas guardadas en graneros donde se guardan miles de visones. Varios animales se mantienen en cada jaula, y sus desechos caen a través de barras de alambre al suelo”.

Incluso si la transmisión de visón a humano se confirma como el primer caso conocido de animal a humano, los funcionarios holandeses enfatizaron que hay muy poco riesgo para el público en general de este incidente o de las granjas de pieles en general.

Las pruebas realizadas en granjas de visones por el Instituto Nacional Holandés de Salud Pública y Medio Ambiente con sede en Bilthoven no han mostrado evidencia del virus en las moléculas de polvo o aire fuera de los cobertizos que albergan a los animales.

El mes pasado, después de que se descubriera que los visones en algunas granjas holandesas tenían coronavirus, las autoridades prohibieron la extracción de visón, estiércol o de cualquier otro animal de las granjas infectadas.

Los funcionarios inicialmente pensaron que los visones en las granjas contrajeron el virus de los humanos.

Sin embargo, según el análisis del genoma ahora piensan que un trabajador agrícola se enfermó por el visón.

Esta semana, el gobierno también informó que los gatos salvajes pueden estar propagando el virus entre granjas de pieles, señalando que el patógeno identificado en dos granjas infectadas parecía estar estrechamente relacionado y que tres de cada 11 gatos que deambulan por los terrenos de una granja tenían anticuerpos contra el coronavirus.

“En espera de más investigaciones, se aconseja a los propietarios de granjas de visones que se aseguren de que los gatos no puedan entrar o salir del sitio”, dijo el gobierno.

El trabajador agrícola que contrajo el coronavirus se ha recuperado. Mientras tanto, las autoridades están introduciendo nuevas regulaciones de salud y seguridad. Los visones en todas las granjas ahora se analizará para detectar anticuerpos contra el coronavirus para determinar qué tan frecuente ha sido el virus en esos entornos.

En las granjas que tienen animales infectados, los visitantes no pueden ingresar a los cobertizos de visones, y los empleados deben usar equipo de protección personal. Además, las granjas deben informar al gobierno cualquier caso de visón que muestre síntomas de COVID-19.

Los investigadores holandeses ahora están comparando muestras genéticas tomadas del trabajador enfermo, de personas infectadas en el área alrededor de esa granja y del visón infectado en un esfuerzo por rastrear el árbol genealógico del virus y comprender mejor la cadena de transmisión.

El gobierno está tomando las medidas apropiadas, pero otras especies también pueden requerir monitoreo en el futuro si nos enteramos de otros animales infectados, dice el virólogo Brian Bird.

“Necesitamos mantener una mente abierta y mantener nuestro radar sintonizado alto”.

NO TE PIERDAS: Una tigresa da positivo para coronavirus, primer caso conocido en el mundo

Lo que el coronavirus hace en el cuerpo

¿Por qué los doctores usaban estas máscaras puntiagudas durante la peste?

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar